Las ventanas toman colores para adaptarse a todos los proyectos arquitectónicos. Con muchos tonos de gris, marrón o azul, la carpintería es creativa. Este es el punto fuerte del aluminio, que viene en muchos tonos y acabados (granulado, patinado, ceniza). El PVC sigue el movimiento, puede ser coloreado o chapado (añadiendo una película) para que adquiera un bello aspecto de madera. Precaución, un cambio en el color de su carpintería está sujeto a una declaración previa de trabajo con su ayuntamiento. Finalmente, gracias a los sistemas de aberturas ocultas, la carpintería alu o alu/madera maximiza la entrada de luz. Cuando se cierra, la banda de apertura se “esconde” detrás del marco, liberando hasta un 20% más de superficie de vidrio.